Terapias de pareja en Sevilla


Terapia de pareja

Las parejas felizmente unidas se comportan como buenos amigos, sus relaciones se basan en el respeto, el afecto y la empatía. Ambos miembros de la pareja prestan gran atención a lo que sucede en la vida del otro y se sienten emocionalmente conectados. En las parejas felices y estables cuando hablan de un conflicto, el número de interacciones positivas es cinco veces superior al de interacciones negativas.

Las parejas felices manejan el conflicto de forma positiva y suave. Reconocen que el conflicto es inevitable y que algunos problemas nunca se solucionan o desaparecen, pero estas parejas no se atrincheran en sus distintas posturas; hablan, escuchan con respeto los puntos de vista del cónyuge y llegan a acuerdos, que sean aceptables para ambas partes.

Problemas como la infidelidad, la adicción al trabajo, la adaptación al hecho de ser padre, los sentimientos de ira y resentimiento no resueltos, y la pérdida de interés por el sexo etc., pueden ser potencialmente destructiva para la pareja y dañan la relación.

Pautas de interacción perjudiciales:

  • Las críticas: con frecuencia las quejas, culpar al otro, se asocia a un ataque contra la personalidad o el carácter general de la pareja.
  • La actitud defensiva: es el contraataque al que recurren las personas para defender su inocencia, o para evitar asumir la responsabilidad ante un problema.
  • El desprecio: es crítica reforzada con deshonestidad e indignación. Implica sarcasmo, burla, insulto o agresividad.
  • La actitud evasiva: la persona que escucha no da indicio físico o verbal, de que lo que escucha le está afectando. Es como “hablar con una pared”.

Pautas de interacción positiva:

  • Un planteamiento suave: capacidad para hacer una queja con suavidad, sin criticar ni insultar a la pareja. Cuando un miembro de la pareja hace esto el otro está más dispuesto a escuchar, lo cual posibilita un acuerdo mutuo.
  • Acercarse al otro: a través de invitaciones emocionales, haciendo un comentario, una pregunta, una sonrisa, un abrazo; un miembro de la pareja intenta establecer conexión emocional con el otro. Propicia que el otro miembro reaccione acercándose, demostrando que está abierto, que escucha, que está implicado.
  • Reparar la conversación: realizar un esfuerzo durante un encuentro difícil, algunas formas pueden ser: una sonrisa, un poco de sentido del humor, cualquier cosa que reduzca la tensión entre ambos.
  • Aceptar la influencia del otro: estar abierto a dejarse convencer por su pareja. Mostrarse testarudo o dominante tiene el efecto contrario.

La terapia cognitivo-conductual ayuda a desarrollar las habilidades de comunicación necesarias, para una correcta superación de los conflictos, basado en el respeto, el consenso y la lealtad. A través de distintos ejercicios enseñamos a la pareja a profundizar de los sentimientos sobre un problema perpetuo, aceptar las diferencias mutuas, a hablar sobre ellos de una forma abierta y constructiva, y a encontrar formas de llegar a acuerdos aceptables para ambos.

Por eso, si necesita de profesionales en terapias de pareja, acuda a nuestras instalaciones ubicadas en Sevilla. En Centro Andaluz de Psicología le daremos atención completamente personalizada.